Receta para hacer judias pintas con chorizo

Judias pintas

Judias pintas

Receta para hacer judias pintas con chorizo

Receta de Judías Pintas

Cómo hacer judías pintas con chorizo

Las judías pintas es uno de los platos más populares de la gastronomía española, sobre todo si van acompañadas de carne o chorizo. Es un plato perfecto para los fríos días de invierno, y para todo el año, pues se recomienda comer legumbres al menos dos o tres veces a la semana.

Las legumbres son una muy buena fuente de vitaminas del grupo B y también de minerales, como por ejemplo de calcio y hierro, muy importantes en nuestro cuerpo. Además, no contienen casi grasas y tienen tantas proteínas como las carnes, los pescados y los huevos, pero el valor proteínico de las legumbres, al ser de origen vegetal, es inferior al de los alimento de origen animal. Esto tampoco tiene mucha importancia, ya que los platos de legumbres, como el de las judías, se pueden complementar con otros alimentos vegetales o con carne.

Las judías tienen una conservación prácticamente perfecta y son muy fáciles de almacenar para después poder comerlas durante todo el año. Desde aquí queremos aconsejar que compréis siempre judías y el resto de legumbres de la mejor calidad que podáis, ya que esto marcará mucho la diferencia en el sabor final del plato.

Tiempo de preparación: 130 min

Precio: 0.8€ por persona

Raciones: 4

Ingredientes para preparar judías pintas

6 puñados de judías pintas

1 hueso de jamón (opcional)

2 chorizos

500 gr de panceta

Media cebolla

2 dientes de ajo

50 gr de arroz

1 hoja de laurel

Aceite de oliva virgen extra

Sal

Preparación de las judías pintas

1. El día de antes pondremos las judías a remojo en agua tibia con sal durante al menos 10 horas pero no más de 12 horas, pues después de este tiempo las legumbres empiezan a perder sus cualidades.

2. Después de esto, quitaremos las posibles impurezas y las judías que estén estropeadas, y las escurriremos y apartaremos hasta que las vayamos a meter en la cazuela posteriormente.

3. Ahora, en una olla lo suficientemente grande, pondremos la media cebolla, los dientes de ajo, el hueso de jamón, la panceta fresca, la hoja de laurel y las judías, es decir, todo menos el chorizo. Echamos agua hasta que cubramos todos los ingredientes y le añadiremos 3 dedos más de agua, para que al consumirse al agua no se queden secas. Le echaremos también un chorro de aceite de oliva virgen extra y un poco de sal. Lo removeremos toda durante un minuto para que así se mezclen bien todos los sabores.

4. A continuación lo cocinaremos todo durante 30 minutos si estamos usando una cacerola express o durante una hora y media si usamos una cacerola normal, removiendo de vez en cuando. Después añadiremos a la olla los chorizos y lo dejaremos que se cocine todo durante otros 10 minutos más. Pasado este tiempo, lo probaremos para ver que tal está de sal y le añadiremos más si es necesario.

5. Si os gusta la morcilla y la queréis añadir a vuestro plato de judías pintas, lo aconsejable es cocer la morcilla por separado y añadirla al guiso al mismo tiempo que los chorizos. De esta forma evitaremos que la morcilla se rompa. También podemos quitar los chorizos cuando ya se hayan hecho y cortarlos en rodajas para que cada comensal se eche la cantidad de chorizo que desee.

6. Para terminar, añadiremos un puñado de arroz y lo dejaremos que se cocine, y cuando veamos que el arroz está listo, ya podremos retirar la cacerola del fuego. Antes de servir las judías pintas en platos las dejaremos reposar un poco. ¡Y listo! Ya tenemos unas deliciosas judías pintas listas para servir, muy fáciles de preparar y que seguro gustarán a todo el mundo. Espero que lo disfrutéis.